18 oct. 2015

Los ingenieros presentan 50 medidas para transformar Andalucía

Un nuevo actor nacido de la sociedad civil andaluza ha dado la voz de alerta ante la desindustrialización de la comunidad autónoma, y la necesidad de definir con urgencia una estrategia consensuada, para atajar este desfase endémico que lastra a la economía regional. Ahora son los ingenieros los que agitan el panorama andaluz con un plan de 50 medidas para «transformar Andalucía» y converger con la Europa más desarrollada.
Entre las medidas que se proponen figuran el dragado y adecuación del Guadalquivir; la mejora de las infraestructuras de transporte de la Faja Pirítica para facilitar la comercialización; el impulso a los sistemas no tripulados de aviación y su aplicación en los distintos sectores económicos; el incremento de la generación de energía con fuentes renovables hasta el 20%; o la conexión ferroviaria con el Puerto de Algeciras. El acceso de las pymes a la financiación y la agilización de los trámites administrativos a los empresarios implantando una ventanilla única son otras medidas de su propuesta para cambiar Andalucía.
El documento fue presentado ayer en Sevilla por la Asociación Superior de Ingeniería de Andalucía (Asian), que con esta primera acción se presentó en sociedad. Presidida por Fernando Yllescas, exdecano del Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos, Asian representa a 15 colegios profesionales y asociaciones, que aglutinan a 12.000 titulados. Arranca con el respaldo de las nueve ramas clásicas de la ingeniería: aeronáuticos; agrónomos; caminos, canales y puertos; industriales; ingenieros de ICAI (Instituto Católico de Artes e Industrias de Comillas); minas; montes; navales y oceánicos; y telecomunicaciones. Y se presenta como un «espectro abierto» de carácter netamente técnico y que «bajo ningún concepto se alinea o busca apoyo político», en palabras de Fernando Yllescas.
La urgencia en establecer prioridades para conseguir mayor desarrollo económico e impulsar el empleo viene impuesta, según explicó el presidente de Asian, por la Unión Europea, que ha marcado a sus socios el objetivo de alcanzar el 20% del PIB de origen industrial en el año 2020. El «Plan de Acción de inversiones tecnológicas inteligentes en Andalucía» que han confeccionado los ingenieros se inspira en esa estrategia europea, que sigue considerando a la comunidad autónoma como zona de convergencia y le asigna unos fondos de 5.600 millones de euros para conseguir mayor desarrollo. «Hay un plazo de actuación hasta 2020 y hay dinero que tenemos que emplear bien. Nos tenemos que poner las pilas», afirmó Yllescas.
Aurelio Azaña, vicepresidente de Asian, manifestó que «la desindustrializacion de Andalucía es un hecho innegable», y apuntó que este sector solo aporta el 13% de la riqueza regional. «Llegar al 20% que pide la Unión Europea es un objetivo prácticamente perdido», sostuvo. El también decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental señaló que otras comunidades, como Cataluña, Aragón, País Vasco y Valencia, «llevan mucho tiempo de ventaja, entre cinco y seis años» a Andalucía. En estos casos, explicó, la Administración «ha mostrado mucha sensibilidad» con las iniciativas que han planteado colegios profesionales, empresarios o sindicatos.
«En Andalucía necesitamos mayor connivencia de la Administración pública. La palabra industria no aparece en el escalafón sino al nivel de dirección general y todavía este plaza está vacante», se quejó Azaña, que instó a los responsables de la Junta a que «se tomen en serio la asignatura de la tecnificación e industrialización de Andalucía».

Reunión con la presidenta

Las cincuenta medidas propuestas por Asian se clasifican por sectores de actividad. Los responsables de la Asociación han solicitado una entrevista a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para hacerle entrega del documento, y también al presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara.
Por otra parte, el secretario de Asian, Jerónimo Cejudo, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Andalucía, aludió a la dispersión existente en la profesión, con 550 titulaciones diferentes en España. Aunque la tasa desempleo en este colectivo es muy inferior a la media, las condiciones laborales cotizan a la baja y no se corresponden con el esfuerzo y los obstáculos que han de superar los ingenieros, se quejan los ingenieros. En la rama industrial el paro afecta al 8%; en telecomunicaciones al 7%, al 13% en caminos y a solo el 2% en naval. 

Fuente: ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada